Adopciones

en adopción Marilyn

PREFERENTEMENTE Adopción conjunta con su hermano Oreo.

Marilyn tengo en casa desde septiembre y desgraciadamente ha sido una gata invisible. Me la tiraron al jardín siendo bebé y a pesar de ser muy buena nadie se ha interesado por ella.

Marilyn es una gata extremadamente cariñosa de ojos azul cielo, de pelaje blanco con manchitas marrones y dos lunares a lo Marilyn Monroe que la hacen única.
En cuanto a su carácter, es avispada e inteligente y muy protectora con su hermano Garbancito (también en adopción). Le encanta dar besitos a los humanos de la casa así como comer chuches gatunas.

Me gustaría darla en adopción conjunta con su hermano Garbancito, ya que están acostumbrados a estar juntos. No obstante, si no pudiera ser, muy a mi pesar aceptaría una adopción por separado.

Los tengo en casa con mis otros gatos y mi perra, con los cuales se llevan muy bien. ¿Te gustaría compartir tu vida con esta preciosidad? ¡No lo pienses más!

Marilyn tiene la cola larga. Se lleva bien con perros, gatos, humanos.

Tiene la cola larga. Se lleva bien con humanos, perros y gatos.


en adopción Oreo

PREFERENTEMENTE Adopción conjunta con su hermana Marilyn.

A Oreo lo tengo en casa desde septiembre y desgraciadamente ha sido un gato invisible. Me lo tiraron al jardín siendo bebé y a pesar de ser muy bueno nadie se ha interesado por él.

Oreo es una panterita de ojos verdes y ámbar y pelo hiper-sedoso.
La palabra "pachorra" lo describiría muy bien: dormilón y cariñoso a partes iguales.
Le encanta la compañía de las personas, así como estar con sus hermanos gatunos y perruno.
Oreo nunca dice que no a una buena siesta, sólo o acompañado, y más si hay mimos, su pancita es prueba de ello.

Me gustaría darlo con su hermana Marilyn (también en adopción), ya que están acostumbrados a estar juntos. No obstante, si no pudiera ser, muy a mi pesar aceptaría una adopción por separado.

Los tengo en casa con mis otros gatos y mi perra, con los cuales se llevan muy bien. ¿Quieres a este peluchito adorable? No lo dudes, no te arrepentirás.

Tiene la cola larga. Se lleva bien con humanos, perros y gatos.


en adopción Michu

La gatita Michu no tiene aún el año, tiene un carácter muy dulce y juguetón con todo lo que se mueve.
Me muestra la barriguita cuando llego a mi casa y se relaja cuando le acaricio, cerrando sus bonitos ojos.
Estaba abandonada en la huerta con dos o tres meses, junto con su hermano (el pobre murió a causa del ataque de un perro) y yo me la llevé a mi piso. Gracias a ello se salvó, pero tengo ya cinco gatos con ella y son demasiados porque se trata de piso; aparte de que estoy trabajando y cuidando a mi madre. Espero que encuentre pronto un nuevo hogar donde le den todo el cariño que ella pide a gritos.


en adopción Archie

Archie es un gato naranja muy bonachón y muy cariñoso y muy dulce.
Me lo encontré cuando hacía la acogida de Mochi y empecé a llamarlo Mochi2 porque se parecen mucho.
Lleva un tiempo resfriado y con un poco de conjuntivitis pero le estoy limpiando los ojos y dándole colirio cada vez que viene a casa.
Quiero castrarlo porque cada vez que se ponen las gatas en celo se vuelve muy territorial con el resto de gatos de la calle, aunque normalmente se lleva bien con gatos y perros.
Es un gato muy cariñoso al que puedes coger en brazos y puedes tumbarte con él en la cama y echarte una siesta, pero por culpa de no estar castrado, le gusta mucho la calle.
Se merece un hogar en el que poder estar tranquilo y no pasar más penurias en la calle.


en adopción Luke

Hace unos días, sorprendí a Luke observándonos a través de la ventana.
Imaginé que se preguntaba cómo se viviría en un sitio donde los gatos son bien recibidos, donde juegan, duermen, comen y reciben cariño.
Luke estuvo rondando a los alrededores de la casa, acercándose durante unos cuatro días por la noche y comiendo el pienso que pongo a los gatos callejeros.
Luego, desapareció un par de días, pero al tercero lo volví a ver y esta vez parecía que Luke tenía decidido que quería tener ese estatus de gato de casa: Abrí la puerta de la cocina y Luke entró en la vivienda. Cerré la puerta y ya no pudo volver al infierno.
Luke tiene unos ojos azules preciosos, y consigue con su mirada todo lo que quiera.
No sé si le han pegado porque lloraba un poco asustado cuando lo acaricié, pero ahora que ha conseguido una cama con cojín y algo de pescado, se nota que ya no quiere salir de casa. Bueno, seguro que querrá salir si encuentra un hogar donde lo quieran y lo mimen como él se merece